viernes, 28 de abril de 2017

Pieza Clave en posición enemiga


Podemos definir como pieza clave (tan le llamas cuña en posición enemiga) aquella que logra penetrar la posición enemiga y se convierte en eje central del ataque. Gran parte de la partida gira alrededor de esta pieza ya que se caracteriza por ser difícil de desalojar, entorpece la movilidad del contrario y resulta un buen apoyo de otras piezas atacantes.
 
Un peón molesto, un caballo bien posicionado, un alfil que controla importantes diagonales; llevan en muchos casos a definir una partida sin tener ventaja material alguna. Las posibilidades tácticas que resultan de esta situación suelen traer belleza.  

Acá les dejo algunas partidas de ajedrez amateur como arte de ejemplo: 1- 2- 3- 4- 5- 6- 7- 8- 9- 10- 11- 12- 13- 14- 15

jueves, 27 de abril de 2017

Enroque sin defensores



1   Como bien se sabe realizar el enroque sirve para lograr una mejor defensa del rey, se lo saca del centro del tablero, se lo custodia con una cadena de peones y demás piezas. Pero ¡ojo! Hay que tener cierto cuidado de no aislar las piezas sobre, todo menores, de la defensa del enroque. El caballo es quizás la pieza más eficiente para custodiar la fortaleza del rey, aunque también el alfil suele ser bastante eficiente.
 
Una de las ideas elementales para atacar al enroque contrario es precisamente atacar primero las piezas que defienden a este, de modo de lograr que queden aislada de la defensa. Una vez logrado esto la eficiencia del ataque se multiplica solo hay que dar espacio a la imaginación.

Acá les dejo algunas partidas de ajedrez amateur como arte de ejemplo: 1-2- 3- 4- 5- 6- 7- 8- 9- 10- 11- 12- 13- 14-

miércoles, 26 de abril de 2017

El Rincón de los Inmortales 105

El rey en el centro del tablero



L    La importancia del enroque se debe a que de esta forma el rey queda mejor protegido y por ende menos expuesto a ataques. Consideremos que la mayor actividad de piezas se produce en función de dominar el centro del tablero, resulta razonable que el rey (la pieza más importante) no esté demasiado tiempo bajo el fuego cruzado. Vale aclarar que en algunas aperturas (de tipo cerradas) es posible mantenerse mayor tiempo sin enrocarse (especulando para donde enrocarse) puesto que no es fácil abrir la posición.
 
Si logramos cierto desarrollo de piezas y el bando contrario aun no se ha enrocado entonces una buena estrategia es abrir la posición aprovechando la posición incómoda del rey. Otra estrategia más bella desde el punto de vista artístico, aunque requiere mayor recisión y cálculo es intentar llevar al rey contrario al campo enemigo, para ello se requiera en muchos casos algún sacrificio de piezas.

Acá les dejo algunas partidas de ajedrez amateur como arte de ejemplo 1- 2- 3- 4- 5- 6- 7- 8- 9- 10- 11- 12- 13- 14- 15- 16- 17- 18- 19- 20- 21- 22
: